Lu-Vi 10:00 a 17:00
Llámanos +34 609 852 424
En las redes:
0

¿Qué es la Candidiasis?

La Candida es el nombre que se utiliza para denominar una familia de hongos, entre ellos la Cándida Albicans  que es un hongo microscópico, normalmente inofensivo, que cuando se encuentra en nuestro organismo en un estado de equilibrio no tiene efectos nocivos sobre nuestra salud.  Pero si se genera un desequilbrio de nuestra flora puede afectar a los genitales, tracto digestivo, boca y piel.

La Cándida albicans es una levadura que sobre todo se encuentra en nuestro tracto intestinal y en un ámbito de equilibrio y salud vive en armonía dentro de nosotros. Sus funciones en nuestro organismo son las siguientes:

  • Mantiene el equilibrio intestinal.
  • Elimina los restos de carbohidratos que no han sido bien absorbidos.
  • Absorbe hasta una cierta cantidad de metales pesados evitando que entren en el torrente sanguíneo. Ayuda a mantener el nivel de PH de nuestra sangre en equilibrio.

Por ello, cuando accedemos a un tratamiento para candidiasis, es importante tener en cuenta que no se trata de eliminar la cándida sino volver a restaurar el equilibrio de la salud y la flora intestinal. Las cándidas no son el enemigo sino el desequilibrio.

La Candidiasis

  • La candidiasis es una infección que afecta al intestino delgado y las mucosas de genitales, de la boca y la piel, causada por diversas variedades de cándida, que se han convertido en formas parasitarias, especialmente la Cándida albicans, aunque existen unas 150 especies de cándidas distintas.
  • La candidiasis surge cuando por varios factores se deprime el sistema inmune y se desequilibra la flora intestinal, causando el crecimiento excesivo de esta levadura.
  • Por ejemplo, cuando hay un exceso en nuestra dieta de carbohidratos y glucosa favorecen un crecimiento excesivo de las cándidas, ya que estas se alimentan de la glucosa y utilizan los carbohidratos para construir sus paredes celulares. Y si además, nuestra dieta es pobre en fibras vegetales, el principal alimento de una flora intestinal sana, nuestra flora bacteriana se debilita y es una flora sana la que controla el crecimiento de las cándidas. Debido a esta situación, las cándidas pueden transformarse de formas de levaduras benéficas para nuestro organismo a rizoides capaces de perforar las paredes intestinales, permeando el intestino. Cuando nuestro intestino presenta microperforaciones, las toxinas en el intestino pueden pasar al torrente sanguíneo.

La cándida en desequilibrio es patógena y causa una infección micótica y es el mismo microorganismo el que ataca principalmente a los organismos frágiles con las defensas inmunitarias bajas.

Las personas con un sistema inmune debilitado y/o una flora bacteriana débil son las primeras en sufrir estas infecciones. Por ejemplo, personas con enfermedades autoinmunes, que están recibiendo un tratamiento para los tumores o después de un trasplante de órgano, diabéticos o mujeres embarazadas  o en periodo de lactancia también son más propensos.

Normalmente las lesiones causadas por la cándida albicans en la membrana de la mucosa o la piel no tienen porqué ser graves si se tratan a tiempo, pero pueden ser mas graves cuando atacan al intestino digestivo o a órganos más sensibles como los pulmones o incluso generar una septicemia con un pronóstico grave.

Enfermedades y algunos problemas causados por la Candidiasis o desequilibrio de la Cándida Albicans. La Candidiasis se puede manifestar de diferentes maneras:

  • Llagas en la boca
  • Enrojecimiento y picor en la piel
  • Infecciones en los genitales, en la uretra en los hombres y en la vagina en las mujeres
  • En pacientes con un sistema inmune débil, la cándida puede proliferar en la boca y el esófago.
Candidiasis

¿Qué es la candidiasis Intestinal?

La Cándida Albicans puede producir problemas en diferentes localizaciones, como hemos dicho antes, una de ellas es la denominada Candidiasis Intestinal. En circunstancias normales reside en nuestro intestino en una cantidad pequeña y controlada por nuestra flora intestinal.

Sin embargo cuando la cándida escapa del control de estas defensas naturales (por ejemplo al tomar antibióticos), se multiplica, pudiendo extenderse a diversas partes de nuestro cuerpo y allí se desarrollará.

Esta peculiaridad de la Candidiasis Intestinal, la hace también peligrosa; ya que en ese ambiente, entra en contacto con otras sustancias y bacterias propias del intestino generando una combinación de efectos perjudiciales para nuestra salud que deben ser tratados convenientemente. De la misma forma, puede empeorar otras enfermedades que el paciente ya tenga.

Candidiasis Intestinal

Síntomas

  • Hinchazón abdominal, y especialmente cuando se come pizza, pan, bollería, chucrut, pasta…
  • Enfermedades autoinmunes que no evolucionan favorablemente a la terapia prescrita
  • Heces caprinas, a veces pastosas o explosivas, malolientes Molestias digestivas
  • Niños con déficit de atención, intranquilidad, comportamiento irritable, Etc….
  • Alergias inhalatorias o cutáneas, incluso asma. Apetencias  de azúcar o dulces.
  • Picor alrededor del ano y/o en diversas partes del cuerpo
  • Pérdida de memoria y falta de concentración
  • Avidez por los dulces, la cerveza o el pan.
  • Alteraciones del comportamiento
  • Picor alrededor del ano y/o en diversas partes del cuerpo
  • Pérdida de memoria y falta de concentración
  • Avidez por los dulces, la cerveza o el pan.
  • Alteraciones del comportamiento
  • Molestias en la zona abdominal
  • Acné rebelde al tratamiento
  • Irritabilidad sin motivo
  • Bajones emocionales
  • Digestiones pesadas
  • Sudores nocturnos
  • Gases intestinales
  • Estreñimiento
  • Cansancio
  • Diarreas

¿Cómo se detecta una Candidiasis?

Se observan llagas en la boca:  depósitos de color blanco visibles en la lengua, en las membranas de las mucosas .  En el caso de una septicemia se hacen cultivos de sangre que permiten identificar el germen en cuestión.

Sin embargo, los descubrimientos del Médico Naturópata alemán Ekkehard Scheller, han aportado luz sobre como los hongos de cándidas pueden también estar ocultos en nuestra sangre, camuflados de forma encapsulada incluso para nuestro sistema inmune.

Candidalismo

Nidos de Cándidas Camuflados en la Sangre

El investigador naturópata Ekkehard Scheller, ha aportado evidencias científicas, mediante el microscopio de campo oscuro y la radiónica cuántica de cómo los simbiontes, diminutos microorganismos que habitan en nuestra sangre, cuando son sometidos a influencias opuestas a sus funciones vitales o se encuentran en un ámbito sanguíneo contaminado y con un alto grado de toxicidad, estos simbiontes pueden transformarse en formas parasitarias, convirtiéndose en hongos. Estos hongos llevan a formar nidos de cándida en la sangre con la capacidad de camuflarse para nuestro sistema inmune.

Estos nidos de cándidas aprovechan aquellos contaminantes que llegan a la sangre, como metales pesados, mercurio, aluminio, plomo y otras sustancias, atrapándolas en su interior, ya que les permiten generar el ámbito ácido que necesitan para existir en la sangre de forma oculta y camuflada. Y desde este ámbito camuflado siguen infestando todo el organismo. Este mismo fenómeno es el que dificulta que se erradique la candidiasis, ya que sueltan toxinas al organismo y convierten nuestro cuerpo en un ámbito mucho mas propenso a la proliferación de las cándidas y otros sistemas parasitarios.

Ekkehard Scheller y su equipo médico han confirmado que de todos los pacientes tratados, unos 30.000 en unos 30 años, más de un 70% de los pacientes tienen nidos de cándidas camuflados y otros sistemas parasitarios camuflados en la sangre y en el organismo.

Por tanto, podemos concluir que una gran parte de la población sufre este problema sin saberlo. Pero para poder detectar y diagnosticar este fenómeno, es necesario contar con la tecnología de diagnostico adecuada.

Toda la investigación de Ekkehard Scheller puede leerse en su libro “Candidalismo: Sistemas Camuflados Encontrados; Peligros Superados”.

Las Cándidas Camufladas son aquellas cándidas que se han ocultado en la sangre, produciendo sus propias toxinas, acetaldeidos, etc.  Las Cándidas Camufladas, originan el femónmeno de Candidalismo y también la Candidiasis pero sin la tecnología y conocimientos adecuados no se detectan en el organismo porque están Camufladas.

Dr. Ekkehard Scheller

El Doctor Scheller observó que estos hongos transmutan su forma y se ocultan (o camuflan “C”) dentro de un espectro de la sangre que ni siquiera el Sistema Inmune las puede reconocer.

Descubrió que estos hongos son capaces de Atravesar la Pared del Intestino e ir directamente a la Sangre. El Doctor Scheller observó que cuando se produce un desequilibrio, ese hongo se altera, prolifera y traspasa a la pared intestinal.

Una vez en el torrente sanguíneo extraen de la sangre el azúcar que necesitan para poder seguir vivas. Según la Medicina Tradicional, esto sería imposible debido a que los hongos –que habitan en un medio ácido– no podrían sobrevivir en un medio alcalino como es la sangre.

Estas Cándidas crean inmensos Nidos de Hongos que se alimentan del azúcar en la sangre y producen muchos ácidos y toxinas; micotoxinas.

Después de su descubrimiento, el Doctor Scheller observó las Cándidas Camufladas en personas que tienen mucho ácido en el cuerpo como Reuma, Fibromialgia, Intolerancia o Alergias a determinados Alimentos.

El investigador naturópata Ekkehard Scheller, ha aportado evidencias científicas, mediante el microscopio de campo oscuro y la radiónica cuántica de cómo los simbiontes, diminutos microorganismos que habitan en nuestra sangre, cuando son sometidos a influencias opuestas a sus funciones vitales o se encuentran en un ámbito sanguíneo contaminado y con un alto grado de toxicidad, estos simbiontes pueden transformarse en formas parasitarias, convirtiéndose en hongos. Estos hongos llevan a formar nidos de cándida en la sangre con la capacidad de camuflarse para nuestro sistema inmune.

Estos nidos de cándidas aprovechan aquellos contaminantes que llegan a la sangre, como metales pesados, mercurio, aluminio, plomo y otras sustancias, atrapándolas en su interior, ya que les permiten generar el ámbito ácido que necesitan para existir en la sangre de forma oculta y camuflada. Y desde este ámbito camuflado siguen infestando todo el organismo. Este mismo fenómeno es el que dificulta que se erradique la candidiasis, ya que sueltan toxinas al organismo y convierten nuestro cuerpo en un ámbito mucho mas propenso a la proliferación de las cándidas y otros sistemas parasitarios.

Ekkehard Scheller y su equipo médico han confirmado que de todos los pacientes tratados, unos 30.000 en unos 30 años, más de un 70% de los pacientes tienen nidos de cándidas camuflados y otros sistemas parasitarios camuflados en la sangre y en el organismo.

Por tanto, podemos concluir que una gran parte de la población sufre este problema sin saberlo. Pero para poder detectar y diagnosticar este fenómeno, es necesario contar con la tecnología de diagnostico adecuada.

Toda la investigación de Ekkehard Scheller puede leerse en su libro “Candidalismo: Sistemas Camuflados Encontrados; Peligros Superados”.

Las Cándidas Camufladas son aquellas cándidas que se han ocultado en la sangre, produciendo sus propias toxinas, acetaldeidos, etc.  Las Cándidas Camufladas, originan el femónmeno de Candidalismo y también la Candidiasis pero sin la tecnología y conocimientos adecuados no se detectan en el organismo porque están Camufladas.

Idioma / Language »