LOS SIMBIONTES SON EL “FUNDAMENTO DE TODAS LAS FORMAS VIVAS” Y EL ORIGEN DE LA CREACIÓN.

El Universo en el que existimos es holístico y multidimensional inmerso en una energía vital que se ha llamado de distintas maneras. Esta energía se manifiesta en distintos planos y contiene la información necesaria para el equilibrio de toda la creación y de todos los seres vivos.




Los Simbiontes como forma Material del Prana


Según nuestro conocimiento, los Simbiontes representan en nuestra sangre una de las formas más sólida de la vida para formar nueva vida. Las fases previas de nuestros Simbiontes son conocidas como los Fotones y descritas por el famoso Prof. alemán Fritz Albert Popp como Partículas de Luz Semi-Materiales, cada una con una capacidad de almacenaje de dos cerebros humanos; es decir, infinita.




Los Simbiontes como forma Material de la Energía Vital


La Energía Vital Universal se expresa en distintos estados de frecuencias desde lo más sutil o invisible hasta lo material. En su Fase Etérica o Invisible es pura energía (Qi, Prana, Orgon, Od, Eter…). En una Fase Intermedia y Visible para la Ciencia, se expresa como Quantos, Biofotones o Fotones de Luz y en su Fase Material o Visible como SIMBIONTES.

Estos Biofotones también tienen fases previas que llamamos Cuantos de Luz y que vemos en nuestros Cuerpos de Luz, equipados con toda la información de nuestra creación individual; es decir nuestra directa emanación.

El intercambio de estos Cuantos de Luz pasando por los Fotones hasta llegar a los Simbiontes se produce permanentemente. De este modo, se explica la enorme Fuente de Información desde la cual el Ser Humano mismo se crea a través de las Leyes Espirituales de Causa y Efecto.

A los Simbiontes, nos gusta llamarlos “La Partícula de la Creación”; debido a que sin éstos no sería posible la creación de la vida material. Tenemos que comprender que no existe ningún proceso de creación separado.

El Simbionte, que prácticamente une entre sí a todos los Planos del Ser, es la parte de la “Conexión Olvidada” que todavía no se ha reconocido.




Germen Ancestral de la Vida – El Desarrollo de nuestro Consciente


Cuando decimos los Simbiontes nos referimos en realidad a Simbióticos en/con las formas de vida como las bacterias o hongos de levadura. Los Simbiontes que decimos crean una Simbiosis en todos nuestros procesos de la vida y se hacen visibles especialmente en un Microscopio de Campo Oscuro de buena calidad; por ejemplo, Zeiss Axioscope o Axiolab plus. (La investigación de 40 años de los Simbiontes del Prof. Doc. Günter Enderlein es el fundamento de este conocimiento).




¿Qué es la Vida sin Información?


El pensamiento de la creación contiene todas las informaciones de la vida, por tanto también el Simbionte como forma sólida de la Energía Vital Universal.

Muchos investigadores y visionarios conocen este profundo conocimiento como el Conocimiento Divino. Con esta Consciencia volvemos a encontrar el camino a nuestro origen.

¡QUIEN COMPRENDE COMO INFORMAR A SUS SIMBIONTES, CAMBIA TODO SU SER!

Cada información con la que programamos los Simbiontes tiene un efecto correspondiente sobre nosotros –ya sean influencias destructivas como pensamientos, palabras o actos tóxicos, venenos de todo tipo como por ejemplo campos de radiación, nutrición errónea o influencias como la meditación, el yoga, la nutrición equilibrada y/o campos armónicos, entro otros.




¡Nuestro Subconsciente es un banco de datos programado por nuestros Simbiontes!


La energía no se pierde, pero puede ser neutralizada y armonizada por medio de un nuevo enfoque. A través del poder creador de nuestro consciente. Los viejos programas en forma de modelos de creencias que nos han dificultado a menudo nuestra vida, encuentran una posibilidad segura de la Neutralización, es decir, la Reprogramación.



¡Los Simbiontes, los Fotones y los Cuantos de Luz Registran todo lo que emitimos y nos dan todo de vuelta en forma de Informaciones!


De la misma forma se transforman los Simbiontes en nuestra sangre en parásitos, en el momento que el ámbito se desequilibra a través de cargas destructivas y separadoras causadas por motivos emocionales / espirituales, así como también a través de influencias tóxicas de todo tipo, campos negativos de radiación y muchos otros factores.

Así como se vuelca el Ecosistema saludable de un pantano con sus formas de vida y empiezan a crearse formas de desarrollo parasitarias, del mismo modo sucede con nuestros Simbiontes en nuestro cuerpo. Su forma de desarrollo más alta parasitaria es el Moho. El Moho está encargado de la eliminación del organismo.

Todas las fases previas patógenas tienen como función preparar el proceso de la desintegración. Nuestros Simbiontes harán todo lo posible por evitar este proceso y por volver a restablecer la simbiosis; y esto se produce mientras nuestros Simbiontes muestren una saludable vitalidad.

Siempre debemos empezar en nosotros mismos ya que el cambio exterior siempre empieza en nuestro interior. ¡El envío de energía amorosa a nuestros Simbiontes causa un proceso mágico de una nueva creación!